info@fpfe.org

tel. +34 91 591 34 49

Todas las personas tenemos derecho a vivir nuestra sexualidad con autonomía y libertad; a que se respete nuestra integridad física y psicológica y, por lo tanto, a estar libres de cualquier violencia, intimidación o coerción que atente contra dicha libertad.

 

VIOLENCIA DE GÉNERO 

La violencia de género puede definirse como cualquier acto o amenaza de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, producido tanto en el marco de la vida pública como de la vida privada y que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico o psicológico para las mujeres.

Se trata de un tipo de violencia que sufren las mujeres en tanto que son mujeres y que tiene su origen en la forma en la que nuestra sociedad se organiza. A lo largo de la historia se han transmitido una serie de normas sociales respecto a ambos sexos –hombres y mujeres-, que están basadas en la superioridad y dominación de los primeros sobre las segundas, así como en la división de las funciones que unos y otras realizamos. En este contexto, la violencia de género se sitúa al servicio de la reafirmación y perpetuación de esta injusta organización social.

La violencia de género es un fenómeno complejo y multifactorial, que no puede explicarse en base a las características personales de quienes agreden o son agredidas. Se trata de una realidad que afecta a mujeres de todo el mundo, sin distinción respecto a su lugar de origen, etnia, religión, edad, nivel educativo o nivel socioeconómico.

 

Tipos de violencia de género

Existen 2 formas de violencia de género; una cuyas manifestaciones son explícitas y otra basada en cuestiones más sutiles:

  • Violencia directa. Puede entenderse como los comportamientos dirigidos a una o varias mujeres en concreto. Estos comportamientos, a su vez, pueden tener un carácter más o menos visible y categorizarse de forma gradual en una escala que va desde el control y la humillación hasta las manifestaciones físicas, como los golpes o, en el caso más extremo, el asesinato.
  • Violencia estructural y cultural. La violencia directa no surge de la nada, sino que encuentra sus raíces en este tipo de violencias: situaciones de discriminación que las mujeres sufren en nuestra sociedad por el mero hecho de ser mujeres, así como los prejuicios, estereotipos y creencias que legitiman dicha discriminación.

 

VIOLENCIA SEXUAL 

Según el Foro Parlamentario Europeo sobre Población y Desarrollo, una de cada tres mujeres en la Unión Europea declara haber experimentado violencia sexual a lo largo de su vida. La violencia sexual se produce cuando una persona fuerza a otra a realizar una práctica sexual no deseada sin su consentimiento o cuando se produce un daño físico o psicológico relacionado con la sexualidad o la reproducción. Puede incluir a hombres y mujeres, aunque es claramente mayoritaria la que se produce de hombres hacia mujeres en el marco de un sistema que justifica las relaciones de poder. Por eso, la violencia sexual es una forma de violencia de género. La violencia sexual va más allá de las relaciones sexuales coercitivas e incluye otras formas de violencia como la trata de mujeres con fines de explotación sexual, la mutilación genital femenina, el embarazo o el aborto forzoso.

 

OTRAS VIOLENCIAS RELACIONADAS CON EL GÉNERO

Las personas que se alejan de los modelos normativos respecto a la expresión del género, la orientación del deseo o la identidad sexual (personas LGTBIQ+) son más vulnerables hacia las situaciones de discriminación y violencia, puesto que no “encajan” en los modelos estereotipados de lo que supone ser un hombre o ser una mujer. Puedes leer más sobre este tipo de discriminación y violencia que amenaza el derecho a ser una/o misma/o aquí.

 

 

Las leyes

¿Quién garantiza que se cumplan estos derechos?

En nuestro país existen una serie de leyes estatales y autonómicas dirigidas a que estos derechos se cumplan. Entre ellas están:

  • Ley 2/2007 del 22 de marzo de 2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres
  • Ley 1/2004 del 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género
  • Ley 27/2003 del 31 de julio, que regula la Orden de Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica
  • Pacto de Estado contra la violencia de género
  •  Desarrollo autonómico de la legislación estatal

 

 

Los obstáculos

¿Qué impide que las personas gocen del derecho a vivir libres de violencia y discriminación? 

  • Dificultades para identificar todas las formas de violencia de género. Si bien es cierto que existen formas de violencia más impactantes y respecto a las que existe una mayor sensibilidad social, todos y todas necesitamos herramientas que nos ayuden a reconocer como tales aquellas formas de violencia de género que son más sutiles.
  • Ausencia de educación sexual integrada en el currículum escolar. La educación sexual es la herramienta más eficaz para garantizar las relaciones igualitarias entre hombres y mujeres.
  • Grupos que niegan la existencia de la violencia de género, a pesar de que la evidencia prueba que este tipo de violencia existe y es un problema real.
  • Debilidades en la legislación estatal, en tanto que no reconoce la violencia sexual como violencia de género y supedita las medidas de apoyo y protección a la existencia de una denuncia.
  • Articulación e implementación desigual de la legislación a nivel autonómico, lo que produce inequidades.

 

Muévete

¿Qué hacemos y qué puedes hacer tú?

La Federación de Planificación Familiar

La Federación desarrolla programas de formación de profesionales y de prevención y detección precoz de la violencia sexual y de género, especialmente a través de sus centros de atención a la sexualidad y de las actividades de educación sexual que realiza.  Estas actividades están especialmente dirigidas a promover valores igualitarios y a prevenir aquellas formas de violencia más sutiles, que suelen ser el origen de otras más explícitas.

Lo que tú puedes hacer

En breve compartiremos contigo algunas propuestas que puedes llevar a cabo para defender el derecho a vivir libre de violencia y discriminación.

 

 

* Fotografía de Eugenia Maximova
** Ilustraciones de Freepik

Enhanced by true google 404 wordpress plugin