info@fpfe.org

tel. +34 91 591 34 49

«Es hora de traer las leyes, políticas y servicios del aborto al siglo XXI». La FPFE se une a declaración internacional

Posteado en Sep 28, 2020

Decenas de organizaciones europeas pedimos a gobiernos y legisladores que actúen para mejorar el acceso al aborto, reconocerlo como servicio sanitario esencial y «garantizar que ninguna persona se vea obligada a continuar con un embarazo contra su voluntad».

Esta declaración internacional se hace pública aprovechando el Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro, y a ella se han unido las principales organizaciones nacionales e internacionales que trabajan en el ámbito de la salud sexual y reproductiva y los derechos relacionados, bajo la coordinación de The European Safe Abortion Networking Group. La declaración repasa la situación del acceso al aborto en diversos países europeos desde que surgió la pandemia por COVID-19, y pone de relieve cómo las medidas adoptadas contra ella han puesto muy difícil que las mujeres que viven en países que restringen el acceso al aborto puedan hacerlo legalmente, y cómo han afectado la atención sanitaria del aborto en muchos otros países. 

Por eso, se pide:

1. Reconocer el aborto como atención de la salud esencial y urgente.

2. Garantizar el acceso a un aborto seguro y legal, con especial atención a las poblaciones vulnerables y desatendidas, y con la menor interrupción posible en tiempos de crisis.

3. Permitir el aborto autogestionado con pastillas en casa durante el primer trimestre del embarazo.

4. Apoyar el uso de la telemedicina (1) cuando sea apropiado, para organizar abortos y para su seguimiento, incluido el apoyo las 24 horas para quienes se autogestionan el aborto en el hogar.

5. Hacer que los abortos por aspiración estén disponibles en centros ambulatorios o de atención primaria, proporcionados por proveedores capacitados de nivel medio (y durante la pandemia Covid-19, de acuerdo con los protocolos acordados para la prevención de riesgos en entornos de atención médica).

6. Permitir que los abortos farmacológicos en el segundo trimestre del embarazo se realicen en clínicas ambulatorias, administradas por proveedores de nivel medio (4), con el respaldo de especialistas según sea necesario. Esto eliminará la necesidad de condiciones de quirófano o de un o una especialista en ginecología en la gran mayoría de los casos.

7. Capacitar a las y los médicos de cabecera, enfermeras y parteras para que organicen y proporcionen abortos, según corresponda, para satisfacer la demanda, de modo que cada proveedor sea un proveedor dispuesto (3).

8. Capacitar a las y los farmacéuticos y al personal de farmacia apropiado para que proporcionen las píldoras para el aborto farmacológico sin receta y por correo a las mujeres, para su uso en el hogar (4).

9. Simplificar las regulaciones sobre el aborto, eliminando todos los requisitos médicamente innecesarios, para facilitar el acceso al aborto sin demora.

10. Despenalizar el aborto, también en el segundo trimestre del embarazo, y también en los raros casos posteriores al segundo trimestre si la vida, la salud y el bienestar de la mujer se viesen afectados negativamente si se viera obligada a continuar con el embarazo.

Lee y descarga la declaración completa:
Versión en español
Versión en inglés

Enhanced by true google 404 wordpress plugin