info@fpfe.org

tel. +34 91 591 34 49

Por una Verona libre y unos Estados laicos

Posteado en Mar 29, 2019

Verona ha celebrado la libertad, a pesar de que esta ciudad ha sido escogida para otro encuentro mundial que ha cobijado algunas de las expresiones más agresivamente contrarias a la diversidad sexual y a los derechos sexuales y reproductivos. El movimiento italiano ‘Non Una Meno’  ha liderado, en compañía de numerosas asociaciones y grupos de la sociedad civil de toda Italia, un programa de actividades para convertir a Verona en una ciudad-comunidad que se une por los derechos de las mujeres, de las personas homosexuales y transexuales, de todas y de todos, y contra el odio y la violencia.

En el marco de estas acciones se ha celebrado un encuentro internacional de movimientos que están movilizados para defender los derechos sexuales y reproductivos y otros derechos de las mujeres y de otros colectivos. En este encuentro se ha escuchado a las mujeres polacas que han detenido un proyecto de ley que pretendía acabar con el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo; a las mujeres argentinas que han impulsado la que se llama “nueva ola” feminista mundial; a las mujeres brasileñas que se oponen a las medidas contra la democracia del gobierno de Bolsonaro; a mujeres de Uganda y de España, entre otras. Además, se han celebrado diferentes eventos sobre derechos de las mujeres y las personas LGTBQI+ y la educación.

En la convocatoria de estas jornadas se invitaba a defender “una ciudad donde las diferencias, la inclusión, la autodeterminación y la solidaridad son valores esenciales para una sociedad laica y plural”. Los diversos eventos se han podido seguir en redes sociales con las etiquetas #HandsOffMyFamily #NonUnaDiMeno.

La Federación Internacional de Planificación Familiar en Europa (IPPF EN) ha hecho público un comunicado en el que «como defensoras desde Europa de la libertad reproductiva«, muestra su apoyo «a todas las defensoras de mujeres, niñas y familias en Italia. Juntos y juntas nos manifestamos en contra de las tácticas coercitivas de los grupos que asisten al «Congreso Mundial de las Familias» – WFC, un evento anual que ataca la libertad y la seguridad de las mujeres, las niñas y la comunidad LGBTQI». Caroline Hickson, directora de la red europea de IPPF, ha afirmado la firme voluntad de resistir frente «a los extremistas y fundamentalistas de los EE.UU. y de todo el mundo que quieren imponer sus puntos de vista coercitivos», y ha expresado la solidaridad con las «valientes personas y grupos locales que defienden una Europa compasiva que protege la salud y la libertad de todas las personas».  IPPF EN denuncia el apoyo que varios ministros del gobierno italiano han dado al WFC a pesar de la agenda de dicho congreso, en lo que «es una clara amenaza a la naturaleza aconfesional del Estado italiano».

En Verona se ha celebrado, del 29 al 31 de marzo, el XIII Congreso Mundial de las Familias (World Congress of Families, WCF), que reúne a diversas organizaciones que están realizando campañas y presiones políticas contra el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo o contra la anticoncepción moderna, contra los derechos de las personas que expresan orientaciones o identidades sexuales rechazadas por sus creencias o contra el feminismo.

Enhanced by true google 404 wordpress plugin