info@fpfe.org

tel. +34 91 591 34 49

Anticoncepción: muy lejos de cumplir con el deber de informar

Posteado en Sep 23, 2020

En el Día Mundial de la Anticoncepción, advertimos que la pandemia está afectando al acceso de las mujeres a los servicios de anticoncepción y salud sexual y reproductiva. Lo que hace unos meses era aplazable, ya no lo es. La FPFE, además, constata que la información pública es claramente insuficiente e inadecuada.

«Os llamo porque no sé dónde ir a quitarme el implante anticonceptivo. En el centro de salud no encuentro cita. No responden el teléfono y están desbordados. Para ir al centro de especialidades necesito el volante de la médica de cabecera, y como no me puede ver….Y si voy al hospital, me dirán que eso no es una urgencia. ¿Qué hago? He pensado incluso en arrancármelo yo misma». 

Este es el contenido real de una llamada recibida en nuestro centro de atención. Y no es la única. Muchas mujeres no saben dónde acudir para solucionar necesidades de anticoncepción en estos momentos. Y es que diversas necesidades relacionadas con la anticoncepción se han considerado, desde hace bastantes meses, como aplazables. Estas son algunas: el asesoramiento anticonceptivo, la prescripción de métodos anticonceptivos, la retirada y recambio de métodos de larga duración reversible (LARC) siempre y cuando no existan síntomas de infección en el caso concreto de los DIU y el asesoramiento a mujeres que desean abandonar el método anticonceptivo actual para buscar embarazo. El problema es que lo que es aplazable un mes, no es aplazable seis meses…

La falta de información oficial, una cuestión pendiente

Si ya antes de la pandemia muchas mujeres no sabían dónde acudir para que atendieran sus necesidades de anticoncepción y salud sexual y reproductiva, ahora esta falta de información se vuelve más grave debido a las restricciones para la movilidad y la saturación de los servicios sanitarios en muchas comunidades autónomas. La FPFE ha buscado en las páginas web de las Consejerías de Sanidad de las CC.AA…y, salvo algunas excepciones, se está muy lejos de brindar información accesible y comprensible sobre la anticoncepción y la salud sexual y reproductiva.  

En la mayoría de las páginas web de las Consejerías de Sanidad, la información sobre anticoncepción y salud sexual y reproductiva es de difícil acceso. Normalmente no aparece en los menús de navegación y hay que ir abriendo diversos apartados de la web con nombres no muy descriptivos, o recurrir a los buscadores para encontrarla. Y cuando se encuentra, normalmente es una información sobre los programas de la comunidad autónoma, en formato pdf de difícil lectura y para públicos internos o especializados. El lenguaje usado, además, está muy alejado de la vida cotidiana de las usuarias y no deja la puerta abierta a que se amplíe información a través de otros recursos. La ausencia de información destaca en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y es muy pobre en las demás comunidades autónomas salvo en Castilla y León, Baleares y Cataluña, aunque en la web de esta última comunidad el acceso a la información también es difícil. 

Además, si el acceso a información sobre anticoncepción es limitado, la información sobre recursos de atención a la salud sexual y reproductiva tiene aún más carencias. En la mayoría de los casos, los recursos a los que la ciudadanía puede acceder para resolver dudas relacionadas con su salud sexual y reproductiva se muestran desligados del resto de la información y solo es posible acceder a ellos si existe un conocimiento previo de que existen centros de orientación o planificación familiar, unidades de salud sexual y reproductiva o recursos específicos dentro de la atención primaria. No obstante, en comunidades autónomas como Castilla y León o Cataluña, junto a la información sobre anticoncepción se ofrece una atención telemática para resolver dudas o ampliar información sobre cuestiones relacionadas con la sexualidad.

Precisamente esta ausencia de información oficial ha sido criticada durante varios años en el Atlas Europeo de la Anticoncepción del Foro Parlamentario Europeo para los Derechos Sexuales y Reproductivos.

La FPFE considera que es necesario, y además fácil, incluir una información accesible y clara sobre la anticoncepción en los apartados dirigidos a la ciudadanía de las webs de los servicios de salud, así como debería hacerse sobre otros ámbitos de la salud. Esta información debería incluir una explicación de:

  • Qué es la anticoncepción
  • Qué tipos de métodos existen
  • Cuánto cuestan si no están financiados por el sistema público de salud
  • Cuáles de ellos previenen las infecciones de transmisión sexual
  • Dónde acudir para recibir asesoramiento
  • Dónde acudir para recibir la prescripción de un método anticonceptivo
  • Cómo gestionar el uso de anticonceptivos con la pareja desde la corresponsabilidad

A estas cuestiones, debemos sumar que la atención de la salud sexual y reproductiva no sigue criterios uniformes en el Estado español. Para las mujeres se ha convertido en una cuestión de suerte más que en un derecho. Esta atención difiere entre las CC.AA., e incluso entre los municipios de una misma comunidad autónoma, lo que hace que muchas mujeres se pregunten, irónicamente, si van a tener que mudarse a uno de los lugares en los que su salud sexual y reproductiva sí importa….

  

Nos sumamos, por eso, al llamamiento de la Fundación Española de Contracepción para que se garantice “de forma universal la atención, información y asesoramiento en materia de violencia de género, anticoncepción y prevención de ITS, especialmente entre los colectivos más vulnerables como los jóvenes y mujeres en riesgo de exclusión social”.

Porque la salud sexual y reproductiva no es un lujo ni un accesorio. Es un ámbito esencial de la salud de mujeres. 

En el mundo se agrava la falta de acceso a la salud sexual y reproductiva

El acceso de las mujeres a la anticoncepción y a la salud sexual y reproductiva en el mundo, que ya era insuficiente, está empeorando. 

Según el estudio del Instituto Guttmacher Crisis on the Horizon: Devastating Losses for Global Reproductive Health Are Possible Due to COVID-19, se estima que si el uso de anticonceptivos reversibles se reduce en un 10% a causa de la pandemia en países de ingresos bajos y medios, unas 49 millones de mujeres más podrían ver insatisfecha su necesidad de anticoncepción moderna. El estudio advierte también de que los embarazos no planificados podrían aumentar en 15 millones más.

Pero en un día como el de hoy, queremos recordar especialmente a las mujeres y niñas que se encuentran en contextos humanitarios o en procesos migratorios. En Lesbos, en Libia, en la frontera sur de Estados Unidos, en alguno de esos no lugares en los que muchos gobiernos imponen la no salud y los no derechos. Justamente estos últimos días nos llegan alarmantes informaciones sobre histerectomías que se estarían practicando a mujeres inmigrantes detenidas en algunos Estados de Estados Unidos, sin su consentimiento pleno. 

Más de 26 millones de mujeres y niñas en edad reproductiva en todo el mundo necesitan ayuda humanitaria; actualmente no solo viven fuera de su tierra natal, sino que la mayoría de ellas también están alojadas en campamentos de refugiados o barrios marginales urbanos. La prevención de los embarazos no deseados es uno de los principales desafíos en estos entornos. Y es su derecho, como lo estipulan diversos tratados internacionales. 

En centros de internamiento, campos en los que se concentra a personas refugiadas o enclaves ‘informales’ de personas migrantes, las mujeres se enfrentan a largos tiempos de espera, a tener que pagar por los servicios, a la ausencia de personal sanitario, a la incapacidad para tomar decisiones independientes debido a restricciones  políticas 0 culturales…Diversos organismos y organizaciones internacionales, entre ellas la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia, piden a los gobiernos que aborden esta situación de manera urgente. La FPFE se une a esta petición en este Día Mundial de la Anticoncepción.

Para saber más:

Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO).
https://www.figo.org/es/alcanzando-las-mujeres-no-alcanzadas-garantizar-la-equidad-en-la-salud-de-las-mujeres-refugiadas

International Journal of Ginecology & Obstetrics.
https://obgyn.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/ijgo.13111

 

 

 


Ilustraciones de Starline y Freepik.es

Enhanced by true google 404 wordpress plugin